¿Pueden utilizarse las autocaravanas durante la cuarentena por el Estado de Alarma?

En este tiempo de confinamiento provocado por la crisis del coronavirus estamos planteándonos y descubriendo realidades y dificultades que hasta ahora no habíamos tenido en cuenta.

Una de las que hemos descubierto en los últimos días del Estado de Alarma afecta a los usuarios de autocaravanas y otros vehículos habitables. ¿Cómo funciona el confinamiento para ellos?

¿Se pueden utilizar las autocaravanas durante el Estado de Alarma?

Depende del uso que se le vaya a dar. Para muchas personas, las autocaravanas son su residencia habitual por lo que estas pueden seguir viviendo en ellas siguiendo las normas de distanciamiento social que se recogen en el Real Decreto del día 14 de marzo.

Lo que, evidentemente, no se puede hacer es coger tu autocaravana e irte de viaje porque sí ya que los desplazamientos de largo recorrido sin que sean de causa mayor están prohibidos.

Si te pilló de vacaciones en un tu caravana, puedes utilizarla para volver a tu residencia habitual, pero seguramente te pedirán un justificante para demostrarlo.

¿Pueden quedarse las autocaravanas en un camping a pesar de los cierres por el confinamiento?

Cuando entró el Real Decreto que restringía la libertad de movimientos, a muchos usuarios de autocaravanas les pilló de viaje en un camping. El problema venía cuando se decretó el cierre de los establecimientos turísticos como hoteles y campings.

Según la Federación Española de Campings, son muchas las personas nómadas o que viven en campings durante todo el año asíque necesitaban una excepción.

Por ello, los campings en los que ya había huéspedes de larga estancia con espacios habitacionales, podrían seguir abiertos siempre que se garanticen las medidas de aislamiento social.

¿Cuántas personas hay viviendo en autocaravanas a día de hoy?

A día de hoy habría unos 18.000 personas pasando el aislamiento en sus caravanas (unos 8.000 vehículos en total). La mayoría de ellos no se están moviendo, sino que pasan el confinamiento en el lugar en el que les pilló cuando entró en vigor.

Por otro lado, ponerse en ruta sería arriesgado ya que, por un lado se expondrían a contagios innecesarios y además es muy posible que el siguiente camping al que pensaban ir esté cerrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.