Lady Florence Norman y el patinete eléctrico en 1915

El patinete en las ciudades es una estampa casi habitual en estos días pero ¿y si también lo fuera hace un siglo?

Florence Norman en patinete en 1916

Quizá hayas visto esta imagen en alguna red social últimamente y hayas pensado que se trata de un montaje… pues no.

La foto es real, está datada en 1916 y ella es Lady Florence Norman, una sufragista británica que utilizaba su patinete eléctrico para ir a trabajar a la oficina en Londres donde era supervisora (lo cuál extraña más que verla subida al patín).

Según su biografía en la Librería de Mujeres de Londres, uno de los mayores logros de Lady Florence Norman (o Florence Priscilla si prefieres el nombre de soltera) fue asegurar que la contribución que las mujeres habían hecho a la Primera Guerra Mundial no cayese en el olvido.

Era activista y sufragista, formaba parte de la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio femenino y fue presidenta del Comité de Trabajo de las Mujeres.

Con tanta actividad no es de extrañar que uno de sus regalos de cumpleaños fuese ese patinete eléctrico para poder llegar a todas partes.

Pero ¿existían patinetes en esa época?

Sí, aunque se denominaban scooters y no cogían demasiada velocidad. Los patinetes como el de Lady Norman, se llamaban Autoped y eran fabricados y comercializados por una empresa estadounidense llamada Autoped Company. Tenían un motor de gasolina de 155 cm3 y si se pisaba el acelerador a fondo podían llegar a los 25km/h. Además, se plegaban y quedaban recogidos. Nada mal para la época.

Patinete eléctrico plegable 1915

La verdad que el Autoped tuvo cierto éxito en la época e incluso fue empleado por el servicio postal de Estados Unidos para el reparto de paquetes pequeños y correspondencia en general. Y se cuenta que también lo utilizaban los gánsteres de Nueva York para escapar de la policía en aquella época.

Poco a poco fueron evolucionando hacia modelos más parecidos a las motos y scooters actuales, que permitían una mayor velocidad y que consumían mucho menos.

Así que si te crees muy moderno o moderna por ir en patinete eléctrico al trabajo… ¡recuerda que hace más de un siglo ya lo utilizaban! Será cierto eso de que las modas siempre vuelven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *