¿Está tu coche preparado para el frío? Compruébalo con estas claves

El frío ha tardado en llegar ¡pero ya está aquí! Y ha venido para quedarse, así que será mejor tener nuestro coche preparado para el frío.

Bien sea por falta de tiempo o bien por el coste que en algunos casos ello conlleva, parece que solo nos acordamos de poner el coche a punto cuando nos toca pasar la itv o antes de hacer un viaje largo. Pero lo cierto es que a ninguno nos gusta poner en riesgo nuestra seguridad y menos en esta época del año, donde las condiciones meteorológicas adversas pueden suponer un plus de peligrosidad cada vez que nos subimos a nuestro vehículo.

Por ello, en esta puesta a punto para el invierno es importante comprobar:

  • Sistema de alumbrado
  • Correcto funcionamiento del limpiaparabrisas
  • Niveles de anticongelante
  • Estado de la batería

Si quieres tener tu coche preparado para el frío, la lluvia, la niebla o el viento, esos cuatro puntos son fundamentales. Revisarlos te llevará muy poco tiempo y en caso de ser necesario actuar sobre alguno de ellos, tampoco te supondrá un gran desembolso y podrás conducir más seguro. Si necesitas ayuda para ello y quieres encontrar un taller de confianza con los mejores precios, encuentra aquí el tuyo.

Adicionalmente, hay ciertos aspectos a la hora de conducir en invierno que también es importante tener en cuenta:

  1. Cuidado con las hojas y el aquaplanning:

    Cuando las hojas se acumulan en el suelo, hay que extremar el cuidado en la conducción. Lo mismo ocurre con las balsas de agua que se forman en la carretera, ya que pueden provocar aquaplaning. Para evitarlo, en lugar de frenar, hay que sujetar firmemente el volante y levantar poco a poco el pie del acelerador. 

  1. Evita frenazos bruscos ¡puede haber hielo!

    El hielo está presente en muchas de nuestras carreteras y no siempre nos damos cuenta de que está ahí. Por ello, pon mucha atención a la carretera y evita frenar bruscamente. En estos casos es más seguro utilizar el freno motor e ir soltando el acelerador poco a poco.

  1. Menos horas de luz y menor visibilidad:

    Otro de los grandes problemas de ésta época del año es que tenemos menos horas de luz y, a menudo, una peor visibilidad por las condiciones climáticas. Recuerda encender las luces también para ser visto a una distancia suficiente.

  1. Si sales por carretera, cuidado con los animales autóctonos:

    Cuando conducimos por carreteras secundarias o de montaña, nos encontramos con señales de animales salvajes. En Otoño hay que prestarles aún más atención puesto que los animales están más activos en esta época y no es raro que alguno pueda cruzarse. 

  1. Antes de ponerte en marcha, limpia los cristales con un rascador ¡no enciendas la calefacción!

    Uno de los primeros impulsos que tenemos al entrar al coche en invierno es encender la calefacción y esperar a que se descongele el exterior. No lo hagas. Y tampoco eches agua caliente sobre el cristal. Además de crear una fuerte condensación, los cambios repentinos de temperatura pueden afectar al parabrisas y romperlo.

En definitiva, en invierno tendremos que aumentar la precaución al volante y asegurarnos de tener el coche preparado para el frío, la lluvia y las condiciones de baja visibilidad.

Una buena puesta a punto nunca es mala idea, sobre todo si también tienes que pasar la itv en estas fechas. ¿No sabes cuál es tu ITV más cercana? En tumejoritv.com la encontraremos ¡y al mejor precio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.