¿Cuáles son las averías de coche más frecuentes en Verano? ¿Y cuánto me van a costar?

Nunca sabes cuándo vas a encontrarte con una avería en el coche ¿o sí? Lo cierto es que hay ciertas reformas que son más frecuentes en una determinada época del año. En verano, cogemos más el coche y lo sometemos a altas temperaturas, por lo que puede que nos encontremos con ciertos problemas.

¿Lo mejor? Ir a tu taller de confianza también antes de salir de vacaciones (no vale ir solo cuando tengas que pasar la ITV) para tener tu coche a punto y prevenir las posibles averías que pueden suponer un mayor desembolso.

Pero ¿cuáles son las averías más frecuentes del verano?

El aire acondicionado no funciona:

No falla: en plena ola de calor se estropea el aire acondicionado. Pero ¿te has molestado en prestarle atención el resto del año? Como no hace falta, tendemos a descuidarlo.

Las averías más frecuentes suelen estar relacionadas con la rotura de filtros o con el compresor del aire, reformas que pueden costar entre unos 600 o 800 euros.

La ventanilla no sube (o no baja):

Otro de los grandes clásicos del verano es bajar la ventanilla y que nunca más vuelva a subir. ¿Por qué pasa esto? Por un fallo en el motor que hace que el elevalunas funcione de forma correcta.

¿Por qué pasa esto precisamente en verano? Bueno, es probable que si el motor falla, falle también en invierno. Pero es en verano cuando más subimos y bajamos las ventanillas, por lo que es cuando nos damos cuenta de que no va correctamente.

La reparación y sustitución de un nuevo motor del elevalunas suelen ser entre 200 ó 250 euros

Desgaste de los neumáticos:

Con el calor, los neumáticos tienen a desgastarse aún más. Por no hablar de los pinchazos y los reventones ocasionados por una mala presión de los mismos.

Recuerda que los neumáticos siempre hay que cambiarlos de 2 en 2 según su eje y siempre siguiendo las equivalencias del fabricante. Si tuvieras que sustituir todas las ruedas, el precio aproximado para un vehículo (coche) sería de unos 450 euros.

Rotura de la Válvula EGR:

Seguro que has oído hablar de la Válvula EGR, pero por si acaso es la primera vez que lees este nombre, te vamos a explicar para qué sirve.

Básicamente es un elemento anticontaminación cuya función es reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno reintroduciendo el humo de la combustión del motor en los cilindros.

Resulta que en verano utilizamos más el coche y, además, hay más partículas y residuos en el aire. Esto hace que la válvula los reintroduzca también en su mecanismo y puede acabar rompiéndose. Arreglar la Válvula EGR son unos 350 euros.

Reparación del Termostato y el electroventilador:

Con las altas temperaturas, el motor sufre y, a veces, experimenta un calentón. Pero el calor no es el único culpable, también lo es la falta de mantenimiento del Termostato y el electroventilador.

Estos elementos se encargan (entre otras cosas) de regular la temperatura y de que el líquido refrigerante tenga un flujo constante en la refrigeración del motor.

Aunque es un fallo que puede aparecer en cualquier época del año, se ven menos en invierno debido a las bajas temperaturas.

En caso de que tengas que cambiar el termostato o repararlo, tendrás que desembolsar unos 120 euros.  Y si lo que se rompe es el electroventilador, prepárate para pagar entre 330 y 350 euros.

 

En definitiva, si quieres ahorrar y que estas averías no te pillen en plenas vacaciones, lo mejor es llevar a cabo un mantenimiento ANTES de salir de vacaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.