Los 10 defectos graves más frecuentes en la ITV ¡Con los que suspendes al instante!

Para asegurarnos el pasar la ITV a la primera, lo mejor siempre será realizar un buen mantenimiento durante todo el año y estar atentos a cualquier señal que indique que algo no está funcionando como debería.

Aun así, hay veces que por una avería o por descuido podemos tener un fallo grave en la ITV y ¡CUIDADO! Un solo defecto grave se traduce como un suspenso inmediato, es decir que la ITV te saldrá desfavorable y tendrás que ir al taller más cercano a corregirlo si quieres seguir circulando.

Para que no te pille de sorpresa, hemos recopilado cuáles son los Defectos Graves más frecuentes en la ITV para que les prestes especial atención antes de ir a pasarla.

¡Apunta!

TOP 10 Defectos graves

1. Defecto en los neumáticos:

Aunque todos sabemos que el dibujo nunca puede ser menor a 1,6mm, que no pueden presentar grietas o estar mal montados, muchas veces parece que se nos olvida (o creemos que no es para tanto). Los defectos graves en los neumáticos son, sin duda, los más frecuentes.

2. Comprobación de las emisiones de gas:

Nunca se deben superar los niveles permitidos, que depende del tipo de vehículo, del motor y del combustible. Además, es un defecto del que cada vez estamos más pendientes para evitar lanzar demasiada contaminación al medio ambiente.

3. Defectos en el estado de los cinturones

Es uno de los componentes de seguridad más importantes de nuestro vehículo por lo que siempre tiene que estar en perfecto estado. Los anclajes también tienen que funcionar correctamente y no presentar ningún signo de deterioro.

4. Un intermitente no funciona:

Con que uno solo de los intermitentes no te funcione tendrás un fallo grave, así que revisa todos bien antes de ir a pasarla.

5. Holguras o defectos en el puente:

Para asegurarte de que no hay ninguna holgura, especialmente en la suspensión y dirección, recomendamos ir a un taller para que lo comprueben con una pequeña prueba de ITV. Y, por supuesto, si notas cualquier fallo mientras conduces ¡ve lo antes posible! Porque además son uno de los fallos más frecuentes por los que suspendemos.

6. Defectos en los faros:

El alumbrado es otra de las partes en las que más se suspende en la ITV, sobre todo aquellos faros que están arañados o dañados (y rotos, por supuesto).

7. Pérdidas de aceite que gotean:

Cuando hay una pérdida de aceite siempre se va a considerar defecto y hay que arreglarlo lo antes posible. Si no hay goteo cuando vayas a pasar la ITV será un defecto leve pero si la pérdida gotea es un defecto grave y suspenso ipso-facto.

8. Pilotos del cuadro de mando que se encienden (o que no se encienden):

Gracias a las luces que se encienden en el cuadro de mandos podemos ser conscientes de los fallos “invisibles” que presenta nuestro vehículo y por eso es tan importante que funcionen correctamente. Si hay alguna luz que no se enciende cuando debería, será considerado defecto grave cuando están relacionadas con el airbag, el moto o el sistema ABS.
Además recuerda que con el nuevo examen de la ITV se comprueba desde un dispositivo electrónico por lo que es imposible trucar el cuadro de mando sin que te pillen en la ITV.

9. La luz de la matrícula está fundida:

Efectivamente este es un defecto grave y puede que uno de los más desconocidos ¿por qué se considera grave? Pues simplemente porque impide la identificación del coche durante el día y, sobre todo, durante la noche.

10. Manipulación y falsificación de documentos:

Además de ser ilegal, si en la ITV detectan alguna falsificación en la ficha técnica o en cualquiera de los documentos que les entregues tu vehículo tendrá un desfavorable en ese mismo momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *