Por qué deberías revisar la batería de tu coche antes de que llegue el frío

Seguramente no lo sepas, pero el invierno es la época del año en la que más baterías se cambian por fallos y averías. Normalmente es en verano cuando más fallos aparecen pero, si no se corrigen, nos llevará a que en invierno nos toque sustituirla completamente.

Si quieres evitarlo, es fundamental hacerle una revisión cuanto antes.

¿Cuánto dura una batería?

La vida media de una batería de coche suele ser de unos 3 a 5 años depende del (mal) uso que le demos (llegando hasta 8 en caso de ser un vehículo eléctrico). Normalmente el fabricante recomendará la sustitución cada X tiempo, así que échale un ojo para ver cuándo te tocaría.

Pero además, debes revisarla con cierta frecuencia aunque no toque cambiarla ya que es uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo. Sin la batería no se puede arrancar el motor, así que si no llevas un buen mantenimiento te podría fallar y dejarte tirado o tirada en medio de la nada.

Siempre es recomendable comprobar el estado de la batería regularmente

Por qué revisar la batería antes del invierno

Las baterías de coche funcionan más eficazmente entre los 10 y los 40 grados de temperatura. Si la temperatura es inferior, la batería no tendrá tanta capacidad para proporcionar energía y costará más arrancar el coche (o ni lo arrancará). Por lo que es importante haberla revisado antes de que en tu ciudad se alcancen esas temperaturas tan bajas.

La mayoría de conductores y conductoras revisan la batería, como mucho, una vez al año (o cuando toca la ITV). Esto, por supuesto. no es lo más aconsejable.

Lo ideal sería hacerle revisiones periódicas cada 6 meses, sobre todo cuando tenga más de 3 años. Si además notas que algún día le ha costado arrancar, que no tiene suficiente energía cuando enciendes las luces y la radio, o poca potencia en general, acude inmediatamente a tu taller de confianza para comprobar el estado de carga de la batería.

¿Cómo se comprueba si la batería tiene suficiente carga?

Comprobar la carga de la batería es relativamente fácil. Lo mejor sería ir a tu taller donde te lo mirarán con equipos profesionales y medidores de carga verificados.

Algunos coches más modernos también tienen incorporados testigos luminosos que te van indicando la vida útil que le queda a la batería. También se puede comprobar en la propia batería en los botones: si ves que están blanquecinos es que van a empezar a fallar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.