Las partes de tu coche que más sufren en invierno

El frío, la lluvia, el hielo, la nieve… el invierno es una época complicada para todos y también para tu coche. Si lo sueles aparcar en un garaje sufrirá menos, pero si lo dejas a la intemperie te recomendamos revisar con frecuencia estas 5 partes, ya que son las que más sufren las inclemencias metereológicas.

La batería

La batería funciona de una forma mucho más eficiente entre los 10 y los 40 grados, así que en invierno hay que prestarle especial atención.

Si le cuesta arrancar los días de más frío, no dudes en acudir cuanto antes a un taller para evitar problemas mayores. Si lo dejas, la ley de Murphy hará que te falle el día que más frío y nieve haya en la carretera.

Los líquidos

Con las temperaturas tan bajas del invierno, los líquidos son los más perjudicados, sobre todo el líquido de frenos, el refrigerante y el lubricante.

Para que se estabilicen y puedan alcanzar los valores adecuados para seguir siendo eficientes con tu vehículo, lo ideal es esperar un poco con el coche en marcha.

Los frenos

Cuando hay agua y/o hielo en la carretera, se incrementa la distancia de frenado. Para que funcionen correctamente y esa distancia no vaya a más, es super importante tener comprobadas las pastillas de frenos y los discos.

Si escuchas algún chirrido raro, no dudes en acudir a tu taller mecánico más cercano.

Los neumáticos

Al cambiar y bajar la temperatura los neumáticos suelen perder presión. Un neumático con una presión insuficiente puede hacer que tengas un reventón y ocasionar un accidente por algo que se puede comprobar simplemente con echar un vistazo.

A no ser que vivas y conduzcas habitualmente por puertos de montaña o carreteras nevadas, en España no es obligatorio el uso de neumáticos de invierno. Pero eso sí, debes acordarte de llevar siempre las cadenas por si te sorprende una nevada en carretera.

Las luces

Con menos horas de luz al día, niebla, lluvia y otros factores externos utilizamos más las luces del vehículo. Asegúrate de que están en perfectas condiciones para asegurar la visión en caso de que sea necesario.

Además, te recomendamos ajustar el reglaje de las luces para evitar deslumbramientos a otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.