No conduzcas con frío, sigue estos consejos

En invierno hace frío. No es ninguna novedad y ya deberíamos haber acostumbrado el cuerpo para ello, pero cada año parece que se nos olvida y tenemos que volver a mentalizarnos.

Cuando llegan las primeras heladas nos toca rascar casi todas las mañanas. Y después meternos en el coche aún medio congelado y no es nada agradable coger el volante y ponernos a conducir con frío.

Por eso, os traemos unos cuantos consejos para que no sea tan problemático.

Enciende la calefacción (y no te preocupes por el consumo)

Muchas personas son reticentes a encender la calefacción por si aumenta el consumo de combustible. Y en realidad no se nota demasiado.

De hecho, además de hacer más confortable el habitáculo del vehículo, la calefacción puede ayudar también al radiador del motor. ¿Por qué? Simplemente por su funcionamiento ya que el agua caliente del motor es el que se va a utilizar para el circuito de climatización, que volverá de nuevo al motor a una temperatura más baja (aunque seguirá caliente).

Establece una temperatura agradable sin llegar a conducir con frío

Sí, te acabamos de decir que no escatimes con la calefacción ¡pero tampoco hay que pasarse! Lo ideal es que lleves una temperatura entre los 20-22 grados ya que si la pones mucho más alta, te puede entrar sueño y perder capacidad de reacción. Y si, por el contrario, la pones muy baja seguirás conduciendo con frío y tampoco estarás agusto.

No uses ropa de abrigo

Como vas a poner la calefacción, no hace falta que vayas también con el abrigo. Puede que al principio pienses que es la forma más cómoda porque así mantienes el calor… pero cuando ya lleves un ratillo conduciendo verás que:
a) te va a dar calor
b) te va a impedir moverte bien

Y no solo debes evitar el abrigo. Tampoco es muy recomendable el uso de guantes, a menos que sean unos especiales para conducir. Por mucho que al conducir el volante esté frío, unos guantes de lana normales reducen el agarre y puedes perder el control del volante.

Eliminar la condensación

Con los cambios de temperatura es muy probable que los cristales se te empañen y aparezca vaho, pero no pasa nada porque te vamos a contar cómo quitarlo fácilmente.

Dirige el aire caliente hacia el cristal empañado y combínalo con el aire acondicionado para reducir también la humedad. Además, muchos coches tienen ya un botón hecho para desempañar los cristales ¡no dudes en usarlo!

Lo que no hagas nunca es pasar un trapo porque se volverá a empañar y será mucho peor.

Asientos calefactables solo hasta entrar en calor

Solamente los coches más nuevos tienen este tipo de asientos. Si el tuyo es uno de ellos, lo mejor es apagarlos cuando ya te ha entrado el cuerpo en calor. Si lo dejas mucho rato encendido te puede adormecer y puede ser peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.