¿Se puede congelar el combustible con el frío?

Con este frío polar que estamos teniendo, seguro que te has preguntado si se puede congelar el combustible igual que se congelan los cristales o los manillares.

La respuesta es sí, PERO es muy difícil que pase en un país con un clima mediterráneo como España. Incluso en las zonas de montaña donde hace más frío, no es algo que realmente suponga un problema.

¿A qué temperatura se congela la gasolina?

Para que se congele la gasolina tiene que haber, como mínimo, -30ºC. Por lo que si tu coche tiene este combustible, puedes ir olvidándote de que vaya a congelarse.

Quizá si vas de viaje a Rusia o Finlandia en coche haya una mínima posibilidad de que pase… pero también están preparados para afrontar las bajas temperaturas añadiendo ciertos aditivos a la gasolina. ¡Por eso no se congela la gasolina allí!

¿A qué temperatura se congela el diésel?

La temperatura de congelación del diésel está entre los -10ºC y los -20ºC… que sí pueden llegar a alcanzarse en ciertas zonas. No obstante ¡que no cunda el pánico! Cuando hablamos de que el diésel se congela a los -10ºC, hablamos de un diésel «puro», sin aditivos, que no es el que se suele comercializar.

Las principales distribuidoras de combustibles añaden aditivos para que esto no suceda. ¿Y si las temperaturas bajasen muchísimo? En este caso, tampoco habría de qué alarmarse ya que en las propias gasolineras suelen vender aditivos especiales para añadir al depósito en casos de heladas extremas.

¿Qué pasa si se llega a congelar el combustible?

En este punto, seguro que tienes la imagen de la típica botella que se nos olvida en el congelador y acaba reventando el envase. Pues olvídalo porque no funciona así.

Si el combustible llegase a congelarse, lo que suele pasar es que se forman cristalillos de parafina y aumenta la densidad. Esto hace que se pueda bloquear el filtro del combustible y que se pare el motor. Pero tranquilidad, que no lo reventará.

¿Cómo se descongela el combustible?

Si tu coche ha pasado la noche al raso, ha hecho mucho, mucho, mucho frío y se ha congelado el combustible, tienes dos opciones:

  1. Esperar a que se descongele cuando salga el sol y suban las temperaturas
  2. Llamar a un taller o a tu seguro para que solucionen la avería

Aunque lo ideal sería que estuvieses pendiente del parte metereológico y evitar que llegue a congelarse: resguardando tu coche en un garaje o utilizando los aditivos anticongelantes necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *