Falsificar la pegatina de la ITV es ya delito y no solo sanción

A raíz de la identificación de un conductor que llevaba una pegatina de 2019 cuando llevaba la ITV caducada desde 2016, el Tribunal Supremo ha dictaminado que falsificar la pegatina es considerado delito:

«La utilización no autorizada del distintivo oficial de haber superado favorablemente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es constitutiva del delito de uso de certificación falsa del artículo 399.2 del Código Penal».

Tribunal Supremo

Hasta ahora solo era sancionable por la vía administrativa, pero con este caso se crea jurisprudencia y será considerado delito.

Falsificar la pegatina de la ITV es falsificar un documento oficial

Según el Supremo, se puede considerar la pegatina de la ITV (o V-19 si queremos utilizar su nombre técnico) como un documento oficial de certificación otorgado por la Administración Pública (y que solo se otorga cumpliendo una serie de requisitos). Por tanto, su falsificación es considerada delito en los artículos 390 y siguientes del Código Penal.

Además, la utilización de un documento falsificado también está recogida como delito en el artículo 400 bis del Código Penal y sumándose así a la pena y multa.

Diferencia entre multa y delito

La multa es solo una sanción administrativa, pero un delito se juzga por lo penal, lo que supone que tendrás antecedentes penales por ello.

En el caso juzgado por el Tribunal Supremo y que ha creado jurisprudencia, la multa total asciende a 720 €. Se establece que el conductor lo hizo: “con un fin falsario y con el objeto de no ser sancionado por tener la ITV caducada, haciendo uso de un documento auténtico sin ser su legítimo titular, procedió a pegar en su vehículo la pegatina V-19, sin ser correspondiente a su vehículo”.

Así, además de la multa por no haber pasado la ITV desde 2016, será juzgado por lo penal por utilizar una pegatina falsa.

La pegatina hay que llevarla pegada obligatoriamente en el vehículo ¡y en el sitio correcto! Esta normativa está estipulada en el código de circulación y, si no lo haces te pueden multar con 80€.

Da igual que creas que «hace feo» o no te guste, hay que ponerla sí o sí.

Si no la llevas porque no has pasado la ITV a tiempo, también te pueden multar. Recuerda, si está caducada o ha sido desfavorable serán «solo» 200 euros, pero si es negativa serán 500€.

En conclusión, mejor llevar la ITV al día y asegurarte que tu vehículo cumple que intentar utilizar la picaresca porque puede salir muy mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *