¿Carreteras en mal estado? Así crean una avería en tu vehículo

No es ningún secreto que hay muchos tramos de las carreteras españolas que están en mal estado. La peor parte se la llevan las vías secundarias, que además son las que más se han utilizado este verano.

El mal estado de las carreteras es una de las principales causas de accidente (que, por cierto, puedes reclamar) y también puede provocar daños en tu vehículo.

¿Y cuál es la parte del coche o moto que más sufre y se avería por una carretera en mal estado? Evidentemente, las ruedas y neumáticos ya que están en contacto directo.

Avería por baches y socavones

Lo más frecuente cuando coges mal un bache suele ser un reventón del neumático. La avería no solo será culpa del mal estado de las carreteras, sino que también puede influir que los lleves con poca presión… o con demasiado aire. Por supuesto, cuanto más rápido vayas, más posibilidades hay de que te pase.

Otra avería, aunque mucho menos frecuente, pero también relacionada con el exceso de velocidad es la rotura de las lunas. Sí, puede pasar si coges un bache demasiado rápido debido a la vibración así que ¡reduce la velocidad!

Además de daños directos, si sueles pasar por zonas con baches o socavones, los bajos del vehículo también se irán deteriorando.

Asfalto desgastado y con grietas

No solo los baches son un problema. También hay muchos tramos de las carreteras que están demasiado desgastados, rajados e incluso presentan grietas de un tamaño considerable.

Cuando nuestro vehículo pasa por este tipo de firme con un estado de dudosa conservación, a la larga tu vehículo sufrirá daños en:

  • La dirección
  • La transmisión
  • La suspensión del vehículo

Lo mejor sería evitar una avería por carreteras en mal estado es no pasar por ellas, pero sabemos que no siempre va a ser posible. No solo en vías interurbanas, también hay muchos tramos de las ciudades que carecen de un buen asfaltado.

Lo que sí puedes hacer es ir más despacio cuando circules por ellas. A menos velocidad, menos vibración y menos daños.

Recuerda que neumáticos, suspensión, dirección y transmisión son partes que se miran a fondo en la ITV, así que toma precauciones y ¡no te la juegues!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.